EspiritualidadEn el centro mismo de cada búsqueda es el sentido de que la vida humana, no importa cuán frágil o pasajera, es de gran valor y este valor es apreciado cuando la vida propia llega a ser verdaderamente consciente del otro.

Cada corazón quiere ser estimado, cada mente comprendida y cada voz escuchada.

En las páginas de las Sagradas Escrituras escuchamos que Dios dice: “Antes que te formara en el vientre, te conocí” (Jeremías 1:5), y “Con amor eterno te he amado” (Jeremías 31:3), y nos damos cuenta de que nuestro Creador nos ama más completa y profundamente que en cualquier experiencia humana.
 
 
El Sábado
Una cita semanal con Dios
 
 
El Estudio de la Biblia
Enamorados de la Palabra de Dios
 
 
La Oración
La conexión directa con Dios
 
 
La Profecía
La conversación continua con Dios
 

Servicio

¿De qué manera Jesús les mostró a sus discípulos hasta qué punto podía llegar ese amor? Al quitarse la túnica, ceñirse una toalla alrededor de su cintura e ir de discípulo en discípulo para lavarle los pies.

El servicio es la demostración suprema del amor. 

Al dejar de lado nuestras propias agendas, vivimos mediante el servicio nuestro compromiso con el bienestar de los demás, a menudo en perjuicio nuestro.

La vida a menudo golpea duramente a algunos habitantes de nuestro mundo. Acaso una comunidad carece de agua potable, un niño no puede acceder a la educación o una madre que lucha para proveer para sus hijos siente que no le quedan buenas opciones.

Cada día, el Espíritu de Dios motiva a las personas para que actúen de manera altruista y desinteresada para cambiar el mundo que algunos enfrentan desde un lugar de desesperanza, para pasar en cambio a uno de esperanza.

Los adventistas creen que la amonestación de amar a Dios con toda nuestra mente, corazón y alma lleva naturalmente al compromiso de amar al prójimo mediante actos de bondad y servicio.

Vitalidad
Las mentes humanas, desde las más grandes hasta las más simples, están constantemente incrementando los intentos de comprender el universo. La creación proveyó una abundancia de alimentos. No solo se suplieron nuestras necesidades nutricionales, sino que la actividad de comer llegaría a formar un contexto de gozo y compañerismo.
 
Las relaciones de amor y respeto mutuo siempre han sido parte del plan del Creador para nosotros.
 
En el equilibrio armonioso entre una mente saludable, un cuerpo sólido y las relaciones significativas que resultan en un espíritu gozoso, los adventistas ven la vitalidad en su mejor expresión.

Por supuesto, vivimos en un mundo que ha dejado de reflejar plenamente el diseño original del Creador. La brecha entre ese ideal y donde nos encontramos junto con nuestro mundo es lo que llamamos pecado.

Las buenas nuevas son que el mismo poder que creó nuestro mundo creó una solución para el problema del pecado. Jesús. El que dijo: “Vine para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia” (Juan 10:10).

Los adventistas creemos que aunque vivimos en un mundo quebrantado, aún podemos tener vidas que reflejen vitalidad.

 Los adventistas del séptimo día, con más de 17 millones de miembros en todo el mundo, es una iglesia cristiana protestante organizada en 1863 en los Estados Unidos. Esta se origina por el movimiento liderado por Guillermo Miller, quien hizo hincapié en la necesidad de predicar sobre el pronto regreso de Jesucristo a este mundo. La sede sudamericana de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, es responsable de la coordinación administrativa en ocho países con más de dos millones de miembros.

La Iglesia Adventista del Séptimo Día tiene la siguiente Misión y Visión:

DECLARACIÓN DE MISIÓN
 

Glorificar a Dios, y bajo la influencia del Espíritu Santo, guiar a cada creyente a una experiencia de relación personal y transformadora con Cristo, que lo capacite como discípulo para compartir el evangelio Eterno con toda persona.

DECLARACIÓN DE VISIÓN
 
 Cada miembro de la iglesia sirviendo a Dios y a la comunidad, preparado cada día para la segunda venida de Cristo.
Haga click aquí para conocer más acerca de nuestras doctrinas fundamentales.

Síguenos en:

facebooktwitterrssyoutube